Hemos estado tan ocupados cocinando que no hemos tenido tiempo de publicar nuestro menú de Verano. Parece que hemos recorrido un largo camino desde el año pasado cuando teníamos dos entrantes, un plato principal y fruta de postre!

Lo que no ha cambiado es que cocinamos solo con ingredientes frescos y que conocemos. Me parece asombroso que en demasiados sitios no tienen ni idea de donde vienen los ingredientes. Vamos a fijarnos en nuestro solomillo de ternera. Procede de las terneras de Maria, que pastan en las orillas del rio Ebro. Vive cerca de nuestra casa en Cantabria y la hemos visitado a ella y a sus vacas.

Sabemos con qué las alimenta y sabemos que la carne es fresca. La carne se sirve con patatas cultivadas a 2000m en Sierra Nevada. Nada de hormonas, nada de nitrato de plata para hacerlas mas pesadas. Son simplemente patatas: apretadas y sabrosas. No tenemos cuchillos de sierra. Por qué? Porque no los necesitas para comerte tu solomillo que seguro que se podría cortar con una cuchara! Lo siento lectores hambrientos, pero no servimos al publico que no se aloja aquí. Ñam, ñam