Los pequeños placeres de la vida

Lo que los humanos deseamos es inconmensurable e infinitamente variado. Así que cuando nos dispusimos a decidir qué placeres añadir, tuvimos que elegir. Esperemos que hayamos hecho una buena elección.

El Cine

sala-cine-juan-valiente

Tumbarse en el sofa viendo una peli en una television de pantalla grande está bien, pero está a años luz de ir al cine. En Juan Valiente nos gusta la autenticidad y cuando se trata de películas eso significaba que debíamos tener un cine apropiado. Así que siempre que te apetezca, date una vuelta por el sótano, toma un helado, unas palomitas y refresco y acomódate en las autenticas butacas de cine dispuestas en rampa  para disfrutar de tu película favorita en full HD con sonido envolvente 5.1. Los invitados pueden traer sus propias películas en blue-ray o cualquier aparato USB o seleccionarlas de nuestra videoteca.

El Gimnasio

Independientemente de que tu elección de entrenamiento sea de tipo aerobico, musculación, yoga o resistencia, siempre que tengas las ganas nosotros te damos el resto. Encontrarás la mayoría de las maquinas de un gimnasio mas las esterillas y saco de boxeo, aunque hemos decidido no instalar una cinta para correr. Al fin y al cabo, estamos rodeados por un campo idóneo para correr, con rutas desde la puerta de entrada con toda clase de niveles de dificultad y la idea de ir a ninguna parte en una cinta cuando puedes moverte por un paisaje patrimonio mundial, simplemente no encaja con nuestro ethos. Disculpas a los hamsters.

La Piscina

Disponemos de una buena piscina diseñada para ser única y estar integrada perfectamente en el paisaje. Así, la forma es orgánica y la toma una cascada entre rocas. El agua misma es mineral y se mantiene a través de ionización molecular beneficiando la piel y las losas son de vidrio Italiano hechas especialmente para combinar con las montañas. Nuestra piscina es plano para andar por el agua así como para jugar y nuestras copas de vino tienen un peso que les permite balancearse al lado tuyo mientras flotas en un hinchable mirando las montañas girar.

Snooker

El billar está muy bien, pero comparado con el snooker es como comerte un bocadillo en vez de pegarte un banquete. Es difícil, pero que mas da. La inmensidad de la mesa, el sonido de la bola, los inevitables silencios interrumpidos por los comentarios ocasionales, la relentizacion del tiempo y un whisky de malta entre tus manos mientras estás sentado en tu silla de roble macizo esperando turno, son placeres en si mismos. Como buscamos una mesa antigua, aún no la hemos conseguido. Ponte en contacto con nosotros para saber la fecha de entrega.

La Caseta de la Piscina

Un favorito habitual de los invitados, la Casa de la Piscina es un clásico equipado con bar, frigoríficos, sistema de sonido de lujo, barbacoa y hamacas. En verano, el almuerzo a menudo se sirve en la mesa de granito monolítica, donde los comensales, cubiertos ya de agua y sol, esperan la siguiente bandeja de carne o pescado a la brasa que sale de la barbacoa. Espera a la noche para ser hechizado por las montañas iluminadas, el agua brillante y la música en el aire. Baja y bebe algo en nuestro bar al aire libre.

Los Jardines

Juan Valiente está rodeado por un amplio jardín con mas de 100 especies incluyendo árboles frutales, terminando todos los frutos en la mesa de la comida. Te invitaremos a coger fruta de los arboles o incluso verduras de nuestro huerto. Parece que comer un melocoton chorreando cogido por ti o que te sirvan un tomate arrancado de la rama son placeres apreciados universalmente. Hay varios sitios para sertarse coronados por un altiplano rocoso por encima de la casa desde donde puedes disfrutar de unas vistas panorámicas de las sierras. Tenemos también parque para los niños con columpios, tobogan y marco de escalada.